Saltar a Contenido

Familiar

Familiar
La póliza de automóviles Familiar ha sido desarrollada con una serie de ventajas y amparos adicionales, para brindarle una protección total a tu vehículo y a sus ocupantes. Un producto excepcional para automóviles de servicio particular y uso familiar.

Los seguros de automóviles de MAPFRE, a través de sus condiciones generales, incluyen una serie de requisitos y restricciones que los usuarios deben valorar y tener en cuenta para poder acceder y beneficiarse de las coberturas incluidas en su póliza.

La póliza de automóviles Familia establece para sus asegurados, entre otros, los siguientes requisitos y restricciones:

  • MAPFRE no se hace responsable de aquellos casos en los que exista una responsabilidad de culpa grave en el siniestro por parte del conductor incluido en la póliza.
  • No se hace responsable, además, cuando la Compañía detecte mala fe por parte del asegurado o beneficiario.
  • No cubre los sucesos en los que el vehículo se encuentre transportando  sustancias o mercancías ilícitas. Además, la póliza no cubre los daños ocasionados por las cosas transportadas por el mismo.
  • La póliza no incluye los daños ocasionados por conductores que no cuenten con una licencia de conducción o por conductores que no estén autorizados en las condiciones de la póliza.
  • No incluye una indemnización cuando el vehículo se emplee para un uso distinto al señalado en la carátula de la póliza.
  • La compañía no se hace responsable de los daños que se produzcan por la participación del vehículo en carreras automovilísticas, en concursos o pruebas deportivas o, en definitiva, en cualquier tipo de competición.
Volver arriba