Saltar a Contenido

¿Para qué sirve el SOAT de carro?

para-que-sirve-soat-vehiculo-894x248

El uso indiscriminado de los distintos tipos de vehículos automotores ha traído como consecuencia el incremento del riesgo de accidentes en los que se ven involucradas personas, que en muchos de los casos no tienen los recursos para cubrir un seguro médico. El Estado colombiano creó un mecanismo que forma parte del Sistema General de la Seguridad Social en Salud del país y que se conoce como SOAT.

El Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, o SOAT, es un seguro de naturaleza obligatoria que es requerido para todos los vehículos motorizados que transiten por el territorio colombiano. La contratación del seguro es exigida por ley y toma en cuenta no solo a los dueños de vehículos automotores, sino también a los de motos, remolques, casas rodantes y similares.


¿Para qué sirve el SOAT?

El SOAT cubre los gastos de atención médica de las víctimas de accidentes de tránsito y facilita la indemnización en caso de muerte o incapacidad permanente. El SOAT está dirigido al soporte del conductor y los ocupantes del carro, así como de los peatones involucrados al momento del accidente. Incluye los gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos, funerarios o de transporte.

El SOAT también facilita el reembolso de los gastos médicos y hospitalarios incurridos al momento de un accidente de tránsito.

¿Qué no cubre el SOAT?

  1. Los daños materiales a los carros particulares, o de terceros, involucrados en el accidente. Para esto se deberá adquirir un seguro para el carro.
  2. La pérdida, robo o extravío de un carro.
  3. Gastos médicos en accidentes automovilísticos fuera del territorio colombiano. Para esto se necesitará un seguro de viaje.
  4. Gastos médicos originados por accidentes producto de carreras ilegales.

Desde sus inicios el SOAT ha mostrado una evolución permanente en alcance y beneficios. No solo es obligatoria la adquisición del seguro por parte de los propietarios de carros y su expedición por parte de las compañías aseguradoras, también es obligatoria la atención en todos los centros de salud, sean públicos o privados, de las víctimas de accidentes de tránsito.

En la actualidad se discute en el Congreso de la República un proyecto de ley que busca beneficiar a los conductores que no muestren incidentes durante el año, haciéndolos beneficiarios de importantes descuentos al momento de la renovación del SOAT. Esto busca reducir los altos índices de accidentes y fatalidades, creando conciencia en los conductores.

Una vez contratado el SOAT, existen plazos, requisitos y restricciones para reclamar sus beneficios. Las tarifas son establecidas por la ley colombiana. La renovación del seguro debe hacerse anualmente, de acuerdo a la fecha de caducidad. El seguro no presenta ningún tipo de exclusión y puede ser reclamado exista o no responsabilidad por parte del conductor del carro. MAPFRE Seguros Generales de Colombia, S.A. es una de las compañías autorizadas para expedir el SOAT.


¿Qué pasa si no se contrata el SOAT?

La contratación del SOAT es de obligatorio cumplimiento. No tener el seguro, o tenerlo vencido, expone al conductor de un carro a una multa equivalente a treinta veces el salario mínimo diario legal vigente y la retención del vehículo involucrado, además de correr el riesgo de tener que cancelar todos los gastos médicos en un accidente de tránsito en el cual se vea involucrado.

A lo largo del desarrollo de la implementación del SOAT se han venido considerando los casos que toman en cuenta eventos donde los dueños de los carros pudieran no estar asegurados, tener pólizas falsas o que estas se encuentren vencidas. También se presentan casos en los que los carros responsables se dan a la fuga, dejando el lugar de los hechos. 

Para estos casos, el Estado colombiano estructuró la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, ADRES (antiguo Fondo de Solidaridad y Garantías, FOSYGA), con el fin de garantizar el adecuado flujo de los recursos y sus respectivos controles para cubrir los riesgos catastróficos y accidentes de tránsito. Todo esto tomando en cuenta que la salud y bienestar es derecho de todos los ciudadanos y por esta vía se garantiza que todos sean receptores de los beneficios del Sistema de Salud en caso de accidentes.

En el camino de crear conciencia en los conductores, la ADRES también se encarga del embargo de los bienes a los propietarios de carros implicados en accidentes de tránsito que no tengan su cobertura SOAT. Para el año 2019 se emitieron órdenes de cobro por más de 144 mil millones de pesos por pagos de atención médica e indemnizaciones por muertes en accidentes de tránsito ocurridos en los años 2017 y 2018. 

Estos reclamos se emitieron para más de 43 mil propietarios de carros que no tenían SOAT o que tenían una póliza vencida. Una vez notificado el responsable del carro, deberá acercarse ante la ADRES para así establecer un acuerdo sobre el monto a reintegrar al Estado. En caso de que no se realizara la comparecencia, se podrán embargar bienes, carros o cuentas bancarias. Se estima que los propietarios de motos representan más del 70 % de los carros sin SOAT en el territorio colombiano.

Volver arriba