Saltar a Contenido

¿Qué es el SOAT?

que-es-soat

Qué es el seguro obligatorio SOAT

Pensando en todas las posibles víctimas que podrían verse afectadas en accidentes de tránsito se creó este instrumento llamado Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT). Esto significa que no solo repara los daños causados al asegurado propietario del vehículo, sino que, ante una eventualidad de esta naturaleza, se ven beneficiados también los acompañantes, pasajeros y peatones involucrados.

Este seguro, independientemente de quién haya sido responsable de causar el accidente, cubre el traslado y movilización de las víctimas al centro de salud, los gastos médicos, farmacéuticos, hospitalarios (rehabilitaciones, prótesis) o quirúrgicos a que hubiere lugar, las indemnizaciones por incapacidad permanente y hasta gastos funerarios en caso de muerte (compensación a beneficiarios, exequias, entierro).

Hasta aquí se ha definido a grandes rasgos lo que es el SOAT y su importancia se evidencia en tres sentidos:

  • Ventaja económica: Esta ventaja se apreciará normalmente en ocasiones que involucren un accidente de tránsito y no se tenga el SOAT vigente. En este caso, el propietario del carro deberá responder por todos los gastos que se deriven de la atención de las víctimas. Habría que añadir en este punto las sanciones económicas que impondría la autoridad de tránsito al propietario. La multa actual se eleva hasta 30 SMLDV (Salarios Mínimos Legales Diarios Vigentes), sin contar los gastos adicionales de grúa y estacionamiento, que también deberá pagar el infractor. Además, el carro no podrá ser retirado de los parqueaderos de la Policía de Tránsito sin la actualización del SOAT. Por ser el SOAT un seguro obligatorio, las condiciones están reglamentadas y las tarifas reguladas por entes oficiales.
  • Solidaridad social: Los vehículos que transitan sin SOAT están evadiendo una responsabilidad civil. Los recursos recaudados con el SOAT están dirigidos a la atención de otras personas lesionadas o fallecidas en accidentes de tránsito, a la realización de campañas de prevención y a la creación de una reserva especial para atención de víctimas por desastres naturales y de otras índoles. La legislación vigente está orientada a evitar la evasión y a garantizar que el Estado cuente con recursos suficientes para atender una causa netamente humana, pues el SOAT se enfoca exclusivamente en la atención de personas.
  • Tranquilidad personal: Está de más plantear la confianza y seguridad que inspira contar con una póliza que garantiza la atención inmediata e incondicional de los involucrados en accidentes de tránsito, sin importar la causa de los mismos, incluyendo desde a aquellos que sufren lesiones corporales hasta quienes fallecen.


Para qué es el SOAT

Como se explicó en lineas anteriores, es importante seguir recalcando una ventaja indeclinable: si el carro cuenta con el SOAT, el seguro beneficia a cada persona involucrada en el siniestro, ocupantes o terceros que no ocupen el carro, sin la determinación previa de responsabilidades, y de manera inmediata e integral.

Adquirir una póliza SOAT es, en primer término, una obligación por parte de todo propietario de vehículo automotor nacional o extranjero que circule en el país. Desde motos, vehículos de carga y familiares, hasta taxis y demás servicios públicos de transporte, todos están en el deber de cotizar su SOAT.

Este es el punto de partida para comprender a cabalidad lo que es el SOAT y comenzar a disfrutar de sus beneficios. Otros entes obligados dentro del sistema lo constituyen las compañías de seguros facultadas para operar el SOAT y los hospitales, clínicas e institutos de previsión social, que son los que finalmente atenderán las lesiones y rehabilitación completa de las víctimas.

El para qué o, lo que es lo mismo, los beneficios del seguro vienen dados por su cobertura. A continuación las áreas de esa cobertura:

  • Gastos médicos: Si, como consecuencia de un accidente de tránsito, llegara la víctima a requerir ambulancia, paramédicos, radiografías, cirugía o compra de medicamentos, todo esto estaría bajo la cobertura del SOAT. El servicio, además, se prestará de manera inmediata.
  • Incapacidad temporal: En este tipo de evento, el paciente necesita recluirse en el centro de salud o en su hogar hasta alcanzar su rehabilitación total. El seguro prevé compensaciones, puesto que se afecta la capacidad laboral.
  • Invalidez permanente: En ocasiones se produce una merma en las capacidades de la víctima a consecuencia de accidente; por ejemplo, la pérdida de una o varias extremidades. El SOAT tiene previsto un valor para indemnizar este tipo de situaciones.
  • Muerte y gastos de sepelio: Si la muerte ocurre en el plazo de un año contado a partir del accidente y como consecuencia del mismo, conviene saber que el seguro dispone de una compensación para la familia del fallecido, que abarca también los servicios funerarios.

Estas coberturas son totalmente independientes para cada una de las personas afectadas o víctimas del accidente. Igualmente, si son casos recurrentes, también se atienden de manera inmediata.

Finalmente, el SOAT no debe ser considerado como un requisito más a cumplir. Aunque su adquisición es de carácter obligatorio, reglamentado por ley, como se pudo señalar en párrafos anteriores, los testimonios de usuarios y víctimas atendidas con cargo a esta póliza son satisfactorios. Además, contratando el SOAT se puede contribuir eficientemente con la solución de un problema en salud pública que alcanza niveles preocupantes: el aumento de víctimas por accidentes de tránsito.

Volver arriba