Saltar a Contenido

Arrendamiento Individual

Arrendamiento Individual

La póliza de arrendamiento individual de MAPFRE, busca la protección de los riesgos derivados del alquiler o arrendamiento de las propiedades.

La póliza garantiza al arrendador protección por el incumplimiento en los cánones de arrendamiento o renta de arrendamiento, cuotas de administración y/o servicios públicos por parte de los inquilinos, respecto de los contratos de arrendamiento escritos, perfeccionados, legalizados y celebrados por el Asegurado en calidad de arrendador.

MAPFRE pone a tu alcance algunas recomendaciones de uso para que puedas aprovechar al máximo todas las coberturas de la póliza Hogar Plus. Para ello es necesario conocer algunos aspectos relevantes, tanto antes como después de la firma de la póliza.

Entre las recomendaciones a la hora de contratar un producto se encuentran las siguientes:

  • Lee detenidamente todas las disposiciones especiales y cláusulas de cada cobertura.
  • El resultado del estudio efectuado indique que el contrato es asegurable.
  • Otorguen la calidad de arrendador, únicamente al tomador o asegurado.
  • Otorguen la calidad de arrendatarios y codeudores solidarios a los que la aseguradora previamente haya aceptado.
  • Identificación plena y correcta a cada uno de los arrendatarios o codeudores solidarios, con su cédula de ciudadanía o certificado de existencia y representación legal, tratándose de personas jurídicas.
  • Estar debidamente firmado por las partes con el reconocimiento ante notario de su contenido y firmas, o firmados por las partes con huella del dedo índice derecho y la firma de dos testigos.
  • Pactar dentro de sus cláusulas la solidaridad de los arrendatarios o codeudores solidarios, respecto de todas las obligaciones del contrato cuando no existan contragarantías diferentes a estos.
  • Identificar claramente y plenamente el inmueble arrendado con su nomenclatura actual y linderos o haciendo la remisión a la escritura contentiva de los mismos.
  • Identificar en forma clara la destinación del inmueble arrendado.
  • Pactar el canon mensual de arrendamiento y sus reajustes, así como el término y lugar dentro del cual deberán pagarse.
  • Pactar la cuota de administración y sus reajustes, así como el término y lugar dentro del cual deberán pagarse.
  • Pactar que los servicios públicos domiciliarios serán a cargo del arrendatario y de pactarse servicios públicos domiciliarios compartidos, estos deberán quedar expresamente relacionados en el contrato de arrendamiento.
  • Incluir en forma expresa, la renuncia de los arrendatarios a los requerimientos de ley para constituirlos en  mora por el no pago de las sumas aseguradas.
  • Establecer el término de duración del contrato (vigencia) el de sus prorrogas, preavisos para su entrega si a ello hubiere lugar.
  • Pactar cláusula penal por incumplimiento de cualquiera de las obligaciones del contrato y los coarrendatarios o deudores solidarios renuncien expresamente a los requerimientos de ley para constituirlos en mora respecto del incumplimiento de ellas.
  • Pactar en favor de el arrendador, la cláusula que faculte la cesión del contrato y se demuestre la notificación legal de la misma, si es el caso.
  • No pactar dentro del contrato, cláusula compromisoria, si está incluida dentro del contrato, debe ser aprobada previamente por la Compañía.
  • Indicar una relación clara de servicios públicos a cargo de los arrendatarios, los bienes y usos conexos y adicionales del inmueble arrendado, si es el caso.
  • Establecer que el contrato presta mérito ejecutivo, para iniciar las acciones a que haya lugar contra los arrendatarios y codeudores solidarios.
  • Prohibir a los arrendatarios la cesión del contrato o el subarriendo. una vez suscrito el contrato de arrendamiento y aprobado por la aseguradora el tomador/asegurado debe velar permanentemente en evitar cambios o modificaciones en la tenencia del inmueble arrendado y en ningún caso serán aceptables cesiones o subarriendos por parte de los arrendatarios sin la previa autorización expresa de la compañía.
  • Pactar expresamente que los honorarios de abogado, costos judiciales o extrajudiciales en que se incurra para el cobro de cualquier suma de dinero a cargo de los arrendatarios, o para la restitución del inmueble arrendado, serán en su totalidad de cargo y asumidos por los arrendatarios.
Volver arriba