Saltar a Contenido

Coberturas

Este seguro ha sido diseñado pensando en tu tranquilidad y en la protección de tu mascota. Gracias a nuestros amparos proteges de los riesgos que puedan correr tus mascotas

El producto de Mascotas establece una serie de requisitos y restricciones que los usuarios deben conocer para saber cuáles son sus derechos y obligaciones después de contratar el seguro. 

-Se excluyen como terceros afectados a: El Cónyuge, compañero permanente o quien de hecho ostente esta condición siempre que conviva con el Asegurado.  A los hijos u otros menores que dependen económicamente del Asegurado, o incapacitados que estén bajo su autoridad en tanto convivan con el Asegurado.  A familiares hasta cuarto grado de consanguinidad o afinidad que convivan y dependan económicamente del Asegurado. Los socios, directivos, asalariados (Incluso de Contratistas y Subcontratistas) y personas que de hecho o de derecho dependan del Tomador y/o Asegurado, mientras actúen en el ámbito de dependencia.

-Se excluyen: El dolo o culpa grave del Tomador de seguro o Asegurado, sus familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o único civil, sus socios, representantes legales o personal directivo del mismo, a quienes este haya confiado la dirección y control de la empresa para el desarrollo de su objeto social.

- Caída de cuerpos siderales y aerolitos.
- La participación de los animales asegurados en apuestas, desafíos o deportes.
- Destinarse los animales asegurados a funciones o servicios distintos a los consignados en las Condiciones Particulares.
- Malos tratos, exceso de trabajo, falta, insuficiencia o mala calidad higiénica de alimentos o cuidados a los animales asegurados, cuando estas circunstancias sean imputables al asegurado.
- Siniestros que por su extensión e importancia sean calificados por el Gobierno de “catástrofe o calamidad nacional”. Lesiones ya existentes anteriormente a la vigencia del seguro, así como
los vicios ocultos, preexistencias de las enfermedades o malformaciones congénitas

Volver arriba