Saltar a Contenido

¿Qué es lo que cubre un seguro de vida?

Que es lo que cubre un seguro de vida

El seguro de vida es uno de los más solicitados en las aseguradoras, ya que, a diferencia de otros seguros, la cobertura de esta póliza es para un hecho inminente que tarde o temprano sucederá al asegurado, la muerte. Contratar una póliza de seguro de vida garantiza al asegurado que sus familiares cuenten con una indemnización económica cuando este fallezca; de esta manera, no quedarán desamparados y podrán alcanzar los objetivos y metas que el asegurado hubiese deseado para ellos.

Muchas personas suelen confundirse y no saben cómo funciona un seguro de vida. Esto sucede porque las aseguradoras, con la finalidad de brindar el mejor servicio a sus clientes, suelen ofrecer diversas coberturas de seguro de vida; algunas son básicas y otras adicionales. De esta manera, el asegurado puede escoger las que considere más adecuadas a su perfil. El amparo básico del seguro de vida es por riesgo de muerte del tomador por cualquier causa y los amparos adicionales son por otros riesgos que le pudiesen causar invalidez o muerte por causas no incluidas en el amparo básico, tales como enfermedades terminales.


¿Es necesario incluir coberturas adicionales al amparo básico?

Es importante que la persona asegurada lea con detenimiento cada una de las condiciones y restricciones de la póliza, ya que, aunque la cobertura principal es por fallecimiento, generalmente se excluyen causas especiales, como accidentes deportivos o suicidio. Por este motivo, una persona que sea aficionada a los deportes extremos debería añadir una cobertura especial que incluya esta actividad y, así, mantener al beneficiario del seguro protegido en todo momento.


¿Qué cubren las coberturas adicionales de un seguro de vida?

Las coberturas adicionales del seguro de vida pueden ser por enfermedades graves no incluidas en el amparo básico, por ser poco probable que puedan afectar al asegurado dada su edad o estado físico; invalidez por accidentes laborales o enfermedades; fallecimiento en accidente de tráfico o accidentes por práctica de deportes de alto riesgo. Es importante que la persona que va a contratar el seguro de vida piense bien cuáles son las situaciones en que más expuesta a sufrir accidentes se encuentra en su día a día, para así saber cuál cobertura es la que necesita, ya que la idea principal de contratar un seguro de vida es tener la tranquilidad de que, ante cualquier accidente o enfermedad que se pueda padecer, el beneficiario del seguro esté protegido y, si la causa del fallecimiento no se encuentra entre las coberturas de la póliza, ésta no podrá ser reclamada.


¿Por qué contratar una póliza de seguro de vida?

En algún momento, todos dejaremos de estar aquí, ya sea por causas naturales o accidentes, y lo mejor es dejar cubiertas las necesidades de nuestros familiares con una póliza de seguro de vida, para que estos no tengan problemas económicos inmediatos tras el fallecimiento del soporte de la familia y puedan disfrutar de igual calidad de vida.

Volver arriba