Saltar a Contenido

¿Qué cubre un seguro de carro?

Que cubre un seguro de carro

La protección de su patrimonio personal y familiar requiere de una planificación consciente y precisa. Contratar una póliza de seguro de carro le brinda esa tranquilidad y protección que necesita ante cualquier percance que se pueda presentar y que pueda afectar el normal desenvolvimiento de sus actividades o la seguridad de sus familiares o seres queridos. Te explicamos qué cubre un seguro de carro y las diferentes coberturas seguro auto que MAPFRE les brinda a sus asegurados.

Los seguros de vehículos ofrecen una serie de coberturas para brindar el respaldo adecuado al asegurado, la protección del vehículo y la tranquilidad de sus ocupantes, quienes en la mayoría de los casos son familiares o están relacionados con el asegurado.

Al entender qué cubre un seguro de carro y los principales aspectos que interesa proteger, podemos decidir sobre los diferentes tipos de póliza para vehículos. En un sentido general:

  • Un seguro de vehículo está diseñado para preservar la inversión, personal o familiar, que el vehículo representa. Ofrece seguridad en el caso de cualquier evento inesperado. La protección se extiende tanto al vehículo como a los ocupantes al momento del siniestro.
  • La póliza ofrece garantía de responsabilidad civil de vehículo, amparando daños a bienes de terceras personas involucradas en siniestros, así como las lesiones a personas o muertes, en el caso de que puedan presentarse. La cobertura se extiende al caso de una o más personas.
  • La cobertura de la póliza protege tu inversión frente a daños que puedan ocurrir por accidentes de pequeña, mediana o gran envergadura, ya sea que se encuentre el vehículo en circulación o estacionado. La póliza también cubre la ocurrencia de eventos naturales o por la acción de grupos organizados que puedan ocasionar daños al vehículo.
  • La aseguradora cuenta con el apoyo de concesionarios autorizados o talleres de primera línea que garantizan la reparación adecuada, el suministro de repuestos originales y la presencia de mano de obra especializada, como parte de la garantía de la contratación de la póliza.
  • La póliza protege contra la pérdida total o parcial que se pueda producir por robo, garantizando la reposición de las piezas hurtadas, así como del vehículo, si se produjera la pérdida total. Se habla de pérdida total cuando la reparación de los daños o reposición de piezas hurtadas, más la mano de obra, impuestos y otros costos, es igual o superior al 75 % del valor del vehículo al momento en el cual se produce el accidente.
  • En el caso de hurto del vehículo, quedan amparados los daños totales o parciales sufridos por el automóvil asegurado durante el tiempo en que estuvo desaparecido, si se produjera la recuperación del mismo antes de que se produzca el pago de la indemnización por la aseguradora.
  • En el caso de que se requiera la contratación de un abogado en representación del asegurado, la aseguradora indemnizará los gastos incurridos por la representación.

Como se puede ver, ante cualquier imprevisto, siempre es conveniente contar con póliza de seguro para vehículos.

Volver arriba