Saltar a Contenido

¿Quién paga la póliza de arrendamiento?

quien-paga-poliza-arrendamiento

Si tienes un inmueble desocupado y deseas aumentar tus ingresos mensuales, arrendarlo será una excelente decisión. Sin embargo, para mantenerte siempre protegido y poder tener tranquilidad al negociar el alquiler de tu propiedad, es importante que contrates un seguro de arriendo que te ofrezca cobertura de pagos, servicios y asistencia jurídica, en caso de necesitarla. Si te estás preguntado quién paga este seguro de cumplimiento en estos casos, en este artículo te lo explicamos.


¿Quién paga el seguro?

En Colombia, así es cómo funciona el seguro de arrendamiento generalmente es el arrendador quien asume el pago del costo total de la póliza de seguro de arriendo. Esto sucede debido a que es el propietario del inmueble quien se verá afectado por el incumplimiento de pago del alquiler o servicios es él, y no la persona que arrienda el inmueble. Sin embargo, es posible que haya una negociación entre el propietario y el inquilino, para determinar quién paga la póliza de arrendamiento. Un acuerdo que favorece al propietario es que el inquilino asuma el pago del seguro y un acuerdo igualitario será que ambas partes paguen la mitad del precio de la póliza.


¿Puede el inquilino pagar el seguro de arrendamiento?

Como mencionamos antes, sí es posible que sea el inquilino quien pague el seguro de arrendamiento, aunque es una situación poco común, a excepción de los casos en que una de las condiciones para arrendar el inmueble es que sea el inquilino quien obligatoriamente pague este tipo de seguro. Sin embargo, esta opción no siempre es la más recomendable, dado que, si el inquilino se retrasa en el pago de las cuotas, este no protegerá al propietario. Por este motivo, los arrendatarios deben ser muy cuidadosos con las personas con que van a negociar, deben asegurarse de que estás tengan capacidad de pago y sean honestas y responsables. Ante cualquier duda, lo mejor es no dejar el seguro de arriendo en las manos de los inquilinos y que sea el propietario del inmueble quien se encargue de pagar la póliza de arrendamiento; de esta manera, se garantiza que podrá gozar de su cobertura y beneficios.

Actualmente, y lamentablemente, son muchos los casos en que el inquilino se niega a pagar el arriendo, entregar el inmueble o pagar por los servicios públicos, motivos por los cuales el propietario se ve en la obligación de iniciar un proceso de reclamación a través de abogados y profesionales, lo que representa un gasto extra. Es por esto por lo que los expertos aseguran que, antes de arrendar cualquier tipo de inmueble, siempre es recomendable contratar una póliza de seguro de arriendo, que brinde garantías al propietario del inmueble.

Volver arriba