Saltar a Contenido

¿Cómo adquirir un seguro estudiantil?

como-adquirir-seguro-estudiantil

Uno de los mayores anhelos de todos los padres es ver a sus hijos crecer y convertirse en ciudadanos responsables, exitosos, profesionales y con un buen trabajo, que les permita en un futuro independizarse y emprender en su propio negocio. Para lograr esto, contar con una buena formación es imprescindible, y es por este motivo que cada vez son más las personas que se preguntan cómo adquirir un seguro educativo para garantizar la educación futura de sus hijos en las mejores escuelas y, de esta manera, tener la tranquilidad de saber que los pequeños al crecer tendrán a su disposición las herramientas que necesitarán para formarse y convertirse en grandes profesionales.

Un seguro educativo consiste en realizar un contrato entre el tomador de la póliza y la aseguradora, con la finalidad de que la compañía de seguros garantice que el beneficiario de la póliza gozará en un futuro de una buena educación, que le permita formarse profesionalmente. Para esto, la aseguradora se compromete a cubrir los gastos de educación que el beneficiario tenga, respetando las condiciones reflejadas en el contrato y sin importar que los gastos educativos hayan aumentado con el transcurrir el tiempo. Generalmente, el tomador de la póliza es el padre o la madre y el beneficiario el hijo, aunque esto no es limitativo.


¿Cómo comprar un seguro estudiantil?

Adquirir un seguro educativo es un proceso sencillo; solo se debe consultar a un asesor de seguros cuál aseguradora es la que ofrece una póliza que se adapte a las necesidades del tomador, el perfil del beneficiario y al presupuesto disponible. El seguro educativo de MAPFRE es uno de los mejores del mercado y permite al beneficiario una formación profesional de gran calidad, en los mejores institutos nacionales e internacionales.


¿Cómo sacar el seguro universitario?

El seguro universitario se puede contratar hasta 10 años antes de que el beneficiario lo vaya a utilizar; de esa manera, el pago de las primas es flexible, cómodo y no supondrá un gran gasto. Para adquirir esta póliza el tomador debe consignar todos los requisitos solicitados por la aseguradora y cumplir con las condiciones establecidas en el contrato. Una vez que se haya alcanzado reunir el capital asegurado, no se deben realizar más pagos y el beneficiario podrá hacer uso del seguro; en caso de que el capital ahorrado no sea suficiente para pagar toda la carrera universitaria del beneficiario, la aseguradora se compromete a pagar la cantidad excedente.


¿Cuánto debo pagar por un seguro educativo?

Una de las preguntas más comunes que suelen hacer las personas a los asesores de seguros, además de cómo adquirir seguro educativo, es cuánto deberán pagar al contratarlo. Lo cierto es que no existe un monto fijo para este tipo de pólizas, ya que hay diversos factores que influyen en su valoración, entre ellos coberturas contratadas, el capital que se desea ahorrar, gastos administrativos, perfil socioeconómico del tomador, edad del beneficiario y etapa académica que se desea asegurar, ya sea primaria, secundaria o universitaria.

Contratar un seguro educativo desde que los hijos son pequeños es la mejor manera de garantizar que ellos, al crecer, contarán con la educación que necesitarán para cumplir sus objetivos y ser excelentes profesionales.

Volver arriba